Ferries del Caribe agiliza el desembarque

Ferries del Caribe agiliza el desembarque

Posted By : admin/ 76 0

Con el objetivo de acelerar los trámites de control de los viajeros, la empresa ha puesto en marcha máquinas para chequear los pasaportes a bordo y permitir que los pasajeros salgan más rápido del barco.

Con el objetivo de acelerar los trámites de control de los viajeros, la empresa ha puesto en marcha máquinas para chequear los pasaportes a bordo y permitir que los pasajeros salgan más rápido del barco.

La compañía puertorriqueña Ferries del Caribe ha invertido en tecnología y se convirtió de este modo en la primera empresa que, a bordo de sus embarcaciones, ha puesto a funcionar dos máquinas para controlar los pasaportes de manera automatizada.

Este sistema denominado BorderXpress, además de hacer más sencilla la inspección aduanera, le aporta celeridad a la etapa de desembarque por concluir en pocos minutos el control de inmigración a zona estadounidense. Al procesar más rápido los datos, se evita la formación de largas filas para lograr la salida, un momento que, por lo general, es tedioso e incómodo.

Según se informó, en esta etapa que se inició hace medio año en la unidad Kydon, un barco que tres veces por semana une San Juan de Puerto Rico con Santo Domingo, el objetivo es comprobar la eficiencia de estas maquinarias desarrolladas por Innovative Travel Solutions.

Cabe destacar que, al menos por el momento, este servicio de carácter gratuito solamente está disponible para turistas incluidos en el Visa Waver Program, que posean visas B1, B2 o D, que residan de modo legal en territorio estadounidense o que tengan ya sea la ciudadanía de Estados Unidos o bien la de Canadá.

El pasajero, tanto para él como para el resto de sus acompañantes, tiene la posibilidad de completar el trámite en cualquier momento de la travesía ya que las máquinas están a su disposición desde que el barco zarpa. Las terminales pueden ser operadas, en función de las preferencias de cada usuario, en francés, español o en inglés: después de ubicar el pasaporte sobre un lector que se encarga de escanearlo, la persona es fotografiada por el sistema y, a continuación, es sometida a un cuestionario basado en las motivaciones del viaje y en los requerimientos de la Aduana para generar una declaración. El proceso llega a su fin cuando la máquina entrega un recibo para que el usuario lo entregue en el puerto a las autoridades que correspondan.