Un viaje al pasado inca de Perú

Un viaje al pasado inca de Perú

Posted By : admin/ 102 0

La civilización inca se extendió por diversas regiones del continente americano, pero tuvo su base en el actual territorio peruano. Allí todavía pueden admirarse sus rastros a través de las ruinas de sus ciudades, palacios y templos.

La civilización inca se extendió por diversas regiones del continente americano, pero tuvo su base en el actual territorio peruano. Allí todavía pueden admirarse sus rastros a través de las ruinas de sus ciudades, palacios y templos.

Conocer el pasado inca es un excelente motivo para viajar a Perú. Imposible no comenzar un recorrido por el Machu Picchu, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Esta ciudadela que se encuentra en la Cordillera Central, en el departamento de Cuzco, permaneció casi oculta hasta 1911, cuando el estadounidense Hiram Bingham dio con las ruinas, comprendió su enorme valor y empezó a trabajar en su estudio y difusión. Hoy su Templo Principal, el Templo del Sol, la Plaza Sagrada y sus terrazas de cultivo son admirados por miles de turistas al año.

El Machu Picchu no es el único atractivo inca de la región de Cuzco. De hecho, en la zona conocida como Valle Sagrado de los Incas hay numerosos yacimientos arqueológicos de gran encanto.

En Písac sobresale el Palacio Imperial, sus terrazas superpuestas y el cementerio inca más grande de los que se tienen registro. Ollantaytambo, otro sitio arqueológico, suele ser considerado como una fortaleza por sus altos muros, aunque era un tambo, tal como se denomina a los complejos que los incas usaban como centros de acopio y albergues.

Sacsayhuamán, siempre en el departamento de Cuzco, era un centro ceremonial. Su estructura, que imita a un puma recostado, incluía anfiteatros, túneles, torreones, una cisterna y un templo.

Moray, Huiñay Huayna, Llactapata, Choquequirao… La herencia inca se luce en muchos lugares de Perú. El recorrido por las diversas ruinas puede incluir viajes en tren, caminatas extensas y cabalgatas, ya que muchas de ellas se encuentran en ubicaciones a las cuales resulta difícil acceder. Pero el esfuerzo vale la pena: contemplar construcciones con tantos siglos de historia que emergen en medio de la naturaleza siempre resulta conmovedor.

El Camino del Inca, una aventura inolvidable

El Camino Inca o Camino del Inca es un recorrido de unos 40 kilómetros que llega hasta la Puerta del Sol del Machu Picchu, pasando por Llactapata, Huiñay Huayna y otros sitios incas. El trekking por su senda, que debe realizarse con guía turístico, se extiende durante cuatro días y llega hasta puntos que superan los 4.000 metros de altura. La experiencia es increíble, pero solo para aventureros con buen estado físico.