Nueva York tendrá un museo de golosinas

Nueva York tendrá un museo de golosinas

Posted By : admin/ 256 0

Desde que anunció su próximo desafío comercial, la cadena estadounidense Sugar Factory está provocando que mucha gente planee visitar próximamente La Gran Manzana.

Desde que anunció su próximo desafío comercial, la cadena estadounidense Sugar Factory está provocando que mucha gente planee visitar próximamente La Gran Manzana.

Las golosinas no son exclusivas de la infancia. Un chocolate, un caramelo y cualquier delicia a base de azúcar también resultan irresistibles para padres, tíos y abuelos. Salvo que, por cuestiones de salud, se deban evitar los postres y todo comestible empalagoso, la vida se disfruta más con un dulce de por medio.

Para homenajear a estos productos que ayudan a levantar el ánimo deleitando al paladar, la firma norteamericana Sugar Factory anunció que, en poco tiempo más, se podrá recorrer en Nueva York una superficie de aproximadamente tres mil metros cuadrados dedicada exclusivamente a la historia y la producción de golosinas. Este emprendimiento, que se ha empezado a popularizar como el primer museo focalizado en dulces, estará segmentado en más de una docena de espacios cuyos contenidos harán hincapié en una variedad concreta por sector.

Además de prometerse degustaciones, se cuenta que en el lugar se repasará la historia de caramelos, chupetines y hasta de los pochoclos y se mostrará cómo se elabora cada uno de estos productos.

Cabe destacar que esta iniciativa tienta tanto como el Museum of IceCream que nació en julio de 2016 también en Nueva York aunque de manera temporal seduciendo a vecinos y visitantes con helados y otras exquisiteces presentadas de manera creativa. A diferencia de este revolucionario museo que ahora trasladó su sede a Miami, el de las golosinas a cargo de Sugar Factory funcionará durante todo el año y, de no surgir cambios en el plan original, con el paso del tiempo su presencia se irá expandiendo por distintas ciudades de Estados Unidos.

Quienes quieran, en compañía de familiares o amigos, apreciar de cerca un unicornio con apliques de caramelo o la gomita con forma de oso más grande del planeta, entre otras figuras originales que complementarán la oferta del espacio gastronómico, lúdico e histórico de Sugar Factory tienen que ir organizando un tour por Nueva York e incluyendo entre las excursiones imperdibles un recorrido por el museo más dulce del mundo.