Escapadas a estancias bonaerenses

Escapadas a estancias bonaerenses

Posted By : admin/ 300 0

En la provincia de Buenos Aires existen numerosos lugares para pasar unos días de descanso combinando placeres modernos con actividades recreativas y excursiones al aire libre que invitan, a través del turismo rural, a descubrir patrimonios históricos y a valorar tradiciones.

En la provincia de Buenos Aires existen numerosos lugares para pasar unos días de descanso combinando placeres modernos con actividades recreativas y excursiones al aire libre que invitan, a través del turismo rural, a descubrir patrimonios históricos y a valorar tradiciones.

En San Antonio de Areco, por ejemplo, es posible entrar en contacto con el universo gauchesco gracias a El Ombú de Areco, una estancia de gran antigüedad cuyo casco data del año 1880. En este lugar ubicado a aproximadamente 120 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, nueve habitaciones refaccionadas, cuatro hectáreas de parque, un salón con entretenimientos para todas las edades e interiores decorados con piezas relevantes a nivel cultural garantizan el bienestar de cada huésped. Otra alternativa a tener en cuenta en esta localidad es La Cinacina, una estancia nutrida con construcciones coloniales que invita al visitante a pasear en carro, a realizar cabalgatas, a presenciar espectáculos de destrezas criollas y a dejarse seducir por los amaneceres y atardeceres campestres.

Muy cerca de allí se encuentra La Bamba, un hotel-boutique que deleita al turista con una exquisita mezcla de riqueza histórica y lujo contemporáneo. En este marco conviven una sala de masajes, suites, una casa de campo, una biblioteca, una piscina y sesiones de masajes con piedras calientes, por ejemplo.

En Lobos, por indicar otro destino bonaerense posible a la hora de romper la rutina por poco tiempo, espera a argentinos y extranjeros La Candelaria, una refinada estancia cuyas habitaciones están decoradas con muebles de origen europeo. Más de cien hectáreas de parque ideado por Carlos Thays, una carta que incluye delicias de la cocina criolla y platos internacionales, y una fiesta gaucha que se realiza los sábados hacen de la estadía en este recinto, una experiencia inolvidable. Los aficionados a la pesca que deseen compartir un día de campo en familia o con amigos, en tanto, se sentirán muy a gusto en La Alameda, una estancia situada en Chascomús.

La estancia El Chañar Hotel de la ciudad de Brandsen, la estancia-hotel boutique y polo club Puesto Viejo de Cañuelas, y la estancia Dos Talas de Dolores son otras alternativas a considerar al planificar un día de campo o un viaje con motivaciones culturales.