Catamarca, encantos al servicio del turismo

Catamarca, encantos al servicio del turismo

Posted By : admin/ 163 0

¿Querés más de una decena de razones que te impulsen a visitar la provincia argentina que limita con La Rioja, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Chile? En esta nota, un listado de recomendaciones para enamorarse del territorio catamarqueño.

¿Querés más de una decena de razones que te impulsen a visitar la provincia argentina que limita con La Rioja, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Chile? En esta nota, un listado de recomendaciones para enamorarse del territorio catamarqueño.

Entornos naturales atractivos, hay; estructuras de valor histórico, también. Tampoco faltan las propuestas culturales: en la provincia argentina de Catamarca hay opciones para sorprender a toda clase de visitante: desde el que desea realizar turismo aventura y deleitarse con los increíbles paisajes de la zona hasta el que prefiere el turismo cultural o busca entretenerse y relajarse para recuperar bienestar tanto físico como mental por medio del turismo termal.

En el departamento Belén, por ejemplo, es posible reconstruir el pasado de la mano de las ruinas de El Shincal, uno de los lugares arqueológicos más valiosos del suelo argentino, el cual supo ser una ciudad administrativa de más de veinte hectáreas perteneciente al Estado Inca. Al respecto, no se puede dejar de resaltar que, en 1997, El Shincal de Quimivil fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Por otra parte, en Catamarca es posible desandar la ruta del vino conociendo diversas bodegas, o bien cultivar la fe con visitas a sitios como la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle.

El Salar del Hombre Muerto, el volcán Galán, las localidades El Rodeo y Las Juntas, la Cuesta del Portezuelo, las Termas de Fiambalá, los Valles Calchaquíes, las minas de Incahuasi, el Salar de Antofalla y el Pucará de Aconquija (considerado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad) son otros atractivos que merecen ser apreciados de cerca por todos aquellos que llegan a Catamarca, ya sea desde otros puntos de la superficie nacional o desde el extranjero.

Antes de abandonar esta provincia que cada año reúne a multitudes con la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho (evento al cual el Ministerio de la Nación Argentina le ha otorgado recientemente la “Marca País”), recorrer puestos y comercios de las poblaciones locales es fundamental para maravillarse con las artesanías, descubrir las tradiciones de cada comunidad, llevarse recuerdos del viaje y dejarse cautivar con la gastronomía típica.