ARLES: Coliseo Romano y la última casa de Van Gogh al sur de Francia

02

Oct
2019

ARLES: Coliseo Romano y la última casa de Van Gogh al sur de Francia

Posted By : Manuel/ 53 0

La ciudad mundialmente conocida por el eximio artista atesora no solo las coloridas casas al sol que evocan sus lienzos. Esconde – además – “Las Arenas de Arles” un anfiteatro romano increíble y la cultura viva Taurina de la antigua región de Provenza y sus caballos blancos.

No figura en ningún ranking ni es de las ciudades más famosas de Francia, pero ese es quizás uno de sus atributos destacados: Poder caminarla y recorrerla sin el tumulto de París o Mónaco. Es que entre sus antiguas construcciones del siglo VI a.C, muchas que datan de la fundación de los griegos Arles guarda jugosas historias y una serie de tesoros en la gran región de la Provenza, muy cerca de la Costa Azul.

Sin olvidar que ingresar en Arles es sumergirse en un déjà vu que nos permite ver en muchas de sus calles las obras 200 que Van Gogh  pintó en la ciudad, incluída su famosa ‘casa amarilla’ (1888) que fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial; sus calles pintorescas, los locales típicos y las plazas sombreadas hacen de Arles un trampolín seductor hacia la región de la Camargue, cuyas característica del Río Ródano, que cruza de norte a sur el territorio Francés y se puede caminar en la costanera a pocos metros del anfiteatro y el centro histórico.

Como ya veremos, es una región muy particular en la que Alemania es la vecina más cercana y donde  aflora con fuerza lo pintoresco de la Cultura Española en tierras francas. Caballos Blancos Traídos de Sevilla que se ha hecho tradición y la cultura Taurina, le dan un toque excéntrico a este rincón del territorio Francés.  

Las Arenas de Arles

Con una capacidad para 14.000 espectadores, y una construcción majestuosa y conservada como puede verse el video de turismo de la Ciudad, Arènes d’Arles, es un anfiteatro romano calificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Imponente tanto por dentro como por fuera, este templo del juego donde se enfrentaban los gladiadores sigue funcionando hasta el final del Imperio romano y es visitado por turistas de todo el mundo en la actualidad.

El lugar también fue usado en el año 255 cuando el emperador Gallo hace celebrar con juegos las victorias de sus ejércitos contra los galos. A principios del siglo IV, Constantino I hace representar grandes cazas y combates con motivo del nacimiento de su hijo mayor, ente otros hitos. En la edad moderna, fue usado para muchos espectáculos de corridas de toros, e inspiraron a numerosos pintores, incluído el propio Vincent van Gogh , que en 1888, representó al público acudiendo a una corrida de toros en el anfiteatro.

Tauromaquia en Camarga

En Camarga, la figura del toro da lugar numerosas actividades que se desarrollan a lo largo de gran parte del año. Aficionados y curiosos se reúnen en sus plazas de toros y sus cafés para admirar y debatir acerca de los impresionantes espectáculos en donde la antigua tradición de la tauromaquia cobra una vida renovada.

La práctica de la tauromaquia en Francia se registra a partir de 1701, pero la restauración en 1825 del anfiteatro permitió la organización de la Course Camarguaise: corridas que se inician durante la Feria de Pascua y que congregan a 500.000 visitantes y a 50.000 aficionados cada año.

Durante la Course Camarguaise, las calles del centro de la ciudad se transforman en una fiesta permanente. Las bodegas reúnen aficionados que se encuentran después de la corrida y el programa elaborado por el Comité de la Feria incluye espectáculos musicales, exposiciones de artistas inspirados en la tauromaquia, encierros en las calles y, en algunas ocasiones, se organiza el Rousataio: los caballos se sueltan en la calle para rememorar la forma en que antiguamente se desplazaban las yeguas con sus potros de un recinto a otro.

 Los Caballos Blancos de Camargue

La historia cuenta que hubo un tiempo en que llegaron caballos del Sur de España, de la zona de Sevilla, que eran animales que se usaban en las actividades taurinas y eran de pelaje blanco. Así, se desarrollo una camada de “Caballos de la Camargue” con esa sangre. De allí también trajeron la cultura de las corridas de toros, pero como estaba prohibido allí matar animales, se hacían corridas de Vaquillonas o novillos. Fue un folclore de lo taurino impulsado también  por los Gitanos venidos de Hungría. Fue el desarrollo de una cultura absolutamente española pero de idioma Francés.

Un ejemplo de ello son los famosos Gipsy Kings (Reyes gitanos) que cantaban en Idioma español una mezcla entre flamenco, pop y varias tradiciones de canción ligera como la rumba catalana, y cuyas ventas de sus discos se estiman en más de 60 millones de copias alrededor del mundo. Ellos son de nacionalidad francesa, pero sus abuelos eran emigrantes gitanos españoles que huyeron de España y emigraron a Francia durante la Guerra Civil en la década de 1930. Finalmente, un dato para no dejar de lado es el Mercado de Arles, uno de los mejores de Provenza, que los sábados abre sus puertas y es una visita obligada.

Leave your comment

Please enter comment.
Por favor ingresá tu nombre
Por favor escribí tu correo electrónico
Please enter a valid email address.