Viajando por Nueva Zelanda como mochileros

19

Mar
2018

Viajando por Nueva Zelanda como mochileros

Posted By : admin/ 108 0

Lanzarse a la aventura de, en soledad o en compañía de amigos, recorrer el mundo de manera independiente permite experiencias increíbles y genera momentos extraordinarios.

Si bien hay muchos destinos ideales para los viajeros que se desplazan con unas pocas pertenencias e inician travesías que los llevan a descubrir paisajes y culturas pero también al autoconocimiento, uno de los países más apasionantes para esta clase de tours de escaso presupuesto es Nueva Zelanda. Tener una cámara fotográfica siempre a mano es fundamental para capturar los instantes más fascinantes e inmortalizar vivencias cargadas de asombro y emoción.

Esta nación de Oceanía, una de las preferidas por los millennials, invita a realizar senderismo sobre los glaciares Franz Josef y Fox, así como a poner a prueba la valentía con un lanzamiento de bungee jumping y a avanzar a toda velocidad en lancha en la localidad de Queenstown. En Kaikoura, en tanto, los mochileros entran en comunión con el entorno natural que los rodea, teniendo como compañeros de reflexiones y momentos de meditación a delfines y ballenas.

Practicar sandboard en Te Paki, explorar el Parque Regional Waitakere y bucear en las islas Poor Knights son otras de las actividades a disposición de aquellos que se trasladan a Nueva Zelanda para descubrir los secretos de su gastronomía, conocer las tradiciones de los lugareños, apreciar sus patrimonios históricos y culturales, maravillarse con sus paisajes y aprovechar las opciones de entretenimiento que se despliegan al llegar la noche.

Para solventar los gastos durante la estadía en Nueva Zelanda, es posible dedicar algunas horas a algún trabajo, pero para que el empleo no se vuelva un problema para los turistas es necesario adaptarse a las reglas locales y cumplir los requisitos solicitados. Otro modo de ahorrar recursos es hacer dedo apelando a la buena voluntad de los vecinos para trasladarse de un punto a otro, ofrecerse como voluntario a cambio de hospedaje o comida además de tener en cuenta al couchsurfing a fin de conseguir un alojamiento seguro sin necesidad de invertir dinero.

Quienes ya se han animado a visitar Nueva Zelanda en condición de mochileros coinciden que el desafío está plagado de obstáculos pero que no deja de ser una experiencia maravillosa digna de vivir, en especial, durante la juventud.

Leave your comment

Please enter comment.
Por favor ingresá tu nombre
Por favor escribí tu correo electrónico
Please enter a valid email address.