Transitando la Ruta del Adobe en Catamarca

09

Mar
2018

Transitando la Ruta del Adobe en Catamarca

Posted By : admin/ 135 0

La Ruta Nacional 60 invita a argentinos y extranjeros a descubrir un circuito turístico que conjuga historia, tradición, religión y cultura.

La provincia argentina de Catamarca atesora numerosos atractivos, generando en viajeros de distintas edades el deseo de recorrer la región durante todo el año.

Entre las propuestas que más seducen a los visitantes aparece la Ruta del Adobe, un tour de poco más de cincuenta kilómetros de extensión que comprende desde Tinogasta hasta Fiambalá.

Se trata de un camino fascinante bendecido por la belleza natural que el accionar del hombre hizo más interesante aún a partir de la combinación de adobe y madera para tareas de construcción.

El resultado son iglesias, capillas, estancias y casonas pintorescas que le dan identidad a la región y sirven como disparadores de asombro y curiosidad. Al quedar frente a una de estas edificaciones es inevitable no querer tomar fotografías para documentar semejante paisaje e investigar más sobre el origen, las costumbres y los estilos de vida de estos poblados.

El Oratorio de los Orquera desarrollado a comienzos del siglo XVIII que posee una torre campanario circular hecha con barro y vigas de algarrobo curvado; la Iglesia de Andacollo situada en La Falda que se restauró en 2004 pero mantiene rasgos del neoclásico; la Iglesia Nuestra Señora del Rosario y el Monumento Histórico Provincial Mayorazgo de Anillaco son algunos de los tesoros a descubrir al desandar la ruta catamarqueña del adobe.

La Casa Grande localizada en Tinogasta que ofrece alojar a los visitantes en un hotel boutique / posada, las ruinas de Watungasta (el Pueblo de los grandes adivinos), La comandancia de Armas y la Iglesia de San Pedro emplazada en Fiambalá amplían el listado de puntos a visitar.

Es interesante señalar que este conjunto de extraordinario valor por ser testimonio de otros tiempos y de modos de vida que aún intentan mantenerse está considerado en Catamarca como un patrimonio histórico-cultural que desafía al paso del tiempo con materiales tan simples como nobles y duraderos, plasmando en esas humildes y antiguas construcciones las huellas del sacrificio, del trabajo, de las creencias y de la tradición.

Leave your comment

Please enter comment.
Por favor ingresá tu nombre
Por favor escribí tu correo electrónico
Please enter a valid email address.