Bahía Bustamante: Algas, aves marinas y mucho más

14

Sep
2017

Bahía Bustamante: Algas, aves marinas y mucho más

Posted By : admin/ 101 0

Pocos lugares del planeta presentan paisajes tan bellos como los que pueden encontrarse en la Patagonia. Incluso rincones agrestes y poco concurridos resultan verdaderos paraísos turísticos. Hoy te proponemos conocer Bahía Bustamante, un paraje costero de Chubut.

A 180 kilómetros de Comodoro Rivadavia y 250 kilómetros de Trelew, aparece este pueblo que se desarrolla en pleno Golfo San Jorge. Sus orígenes se remontan a 1953, cuando el español Lorenzo Soriano arribó al suelo patagónico en busca de algas marinas. ¿El motivo? Obtener un coloide para poder seguir fabricando su fijador de pelo, llamado Malvik.

Al descubrir Bahía Bustamante, se instaló con su familia y así nació el pueblo alguero. Las construcciones se fueron multiplicando y llegaron a instalarse cuatrocientas personas que trabajaban en su industria. Con la incorporación de hectáreas al emprendimiento, también empezó a criar ovejas.

En la actualidad, Bahía Bustamante es un pueblo privado con menos de cincuenta habitantes, pero abierto al turismo. Cuenta con seis Casas de Mar y cinco Casas de Estepa en alquiler, además de un restaurante, un museo y una boutique que ofrece artesanías y productos autóctonos.

En este sitio, cuyas costas forman parte del Parque Nacional Patagonia Austral desde fines de 2008, se pueden contratar diversas excursiones. Una imperdible es la navegación a bordo de Atrevida, una lancha que zarpa de una ría que se encuentra a 1.500 metros del pueblo y que recorre la Caleta Malaspina, acercándose al archipiélago Vernacci para avistar cormoranes, pingüinos, petreles, lobos marinos y más animales.

Otro paseo que no se puede dejar de hacer es la visita al bosque petrificado La Pirámide. Se halla en la estancia Las Mercedes, a 30 kilómetros de Bahía Bustamante, y permite ver, además de troncos fósiles, especies como ñandúes, guanacos y zorros.

En Bahía Bustamante la electricidad es producida mediante un generador desde el atardecer y hasta la medianoche. No hay señal de celular. WiFi, solo en unos pocos espacios comunes. Por eso si buscás confort y tecnología, éste no es tu destino. Pero si querés pasar unos días en contacto directo con la naturaleza y admirando las maravillas de la vida silvestre patagónica, seguro que Bahía Bustamante no te va a decepcionar.

Leave your comment

Please enter comment.
Por favor ingresá tu nombre
Por favor escribí tu correo electrónico
Please enter a valid email address.